Orígenes

En el libro “Repertorio de blasones de la comunidad hispánica” , de Vicente de Cadenas y Vicent, editado en Madrid en 1987, se puede encontrar el apellido Aganzo.  Se describe su blasón como “En azur, un árbol de sinople, con un lobo, pasante a su tronco, de sable”.

Consta, junto con el blasón, en otros libros sobre genealogía, que el apellido tiene su origen en la villa de Orio, Guipúzcoa, y que significa “pastizal” en proto-euskera. Sin embargo, los responsables de la web no hemos sido capaces de dar con la fuente original de estos datos, si bien en cierto que es fácil encontrar esta información a lo largo y ancho del Internet.

Los primeros Aganzo

La mención más antigua encontrada a este apellido data del siglo XVII (1651-59) y corresponde a la liquidación de una herencia.

Juana de Aganzo en Archivo Documental

Podemos decir que, hasta que encontremos a alguien anterior, Juana es la madre de los Aganzo. Es importante destacar que esta mujer vivía en Torrejón de Ardoz, pueblo de una región de Madrid a la que volveremos posteriormente.

La siguiente referencia en el tiempo a un Aganzo es una simple cita en un libro sobre los arqueros de Corps en Flandes, 1681, que se puede encontrar online en los libros de Google:

Francisco de Aganzo en la Revista Hidalguía

Y de aquí, saltamos a Ocaña, en Toledo, donde encontramos la siguiente referencia a Bernarda de Aganzo, que contrajo matrimonio en 1693:

Bernarda de Aganzo - Ocaña - 1693

El apellido Aganzo perduró en Ocaña durante siglos, donde vivieron descendientes de Bernarda hasta finales del siglo XX.  En nuestra web de Genealogía podréis encontrar a Bernarda y a muchos de sus descendientes hasta nuestros días.

No encontramos más Aganzos hasta bastantes años después, en 1760, pleno siglo XVIII. A unos 65 kilómetros de Ocaña, en la villa de Madrid, ya capital del país, encontramos en un antiquísimo libro de la Hemeroteca Nacional, a Antonio de Aganzo, dueño de una peluquería en la Carrera de San Jerónimo, enfrente de la calle del Lobo, la actual calle Echegaray:

Antonio de Aganzo en la Hemeroteca Nacional

 Y de muy poco después, 1776, es la primera referencia que encontramos a un Aganzo en el entonces pueblo madrileño de Villaverde:

Alfonso de Aganzo en el Consejo de Castilla, 1776

Y con él cerramos el círculo. Todas las personas con el apellido Aganzo que los responsables de esta web  hemos podido encontrar, provienen de las ramas de Villaverde o de la de Ocaña. Si estás leyendo estas líneas, estos sin duda son tus más probables orígenes.

Desgraciadamente, todavía no hemos encontrado el vínculo entre estas dos ramas, ese antepasado común que, de existir, nos haría todos parte de una gran familia. Sin embargo, uno de los antepasados más antiguos en Villaverde que conocemos, Clemente Aganzo, creemos que nació en Aranjuez, que como todos sabemos, se encuentra muy cerca de Ocaña.

La conexión carpetana

Torrejón de Ardoz, Ocaña, Madrid, Villaverde… todas las referencias antiguas que encontramos a nuestro apellido se encuentran en la región carpetana de la Península.

Hasta el momento, no hemos encontrado ninguna referencia antigua real de fuera de esta zona. Como ya hemos dicho, la más antigua se encuentra en Torrejón, pueblo situado a pocos kilómetros de distancia de otro con una fundación más antigua, el Daguntium romano, que hoy conocemos como Daganzo de Arriba.

Como todos sabemos, muchos de los orígenes de apellidos son topónimos; es decir, la persona toma el nombre del pueblo del que proviene. Por ejemplo, alguien que inmigrara desde otro pueblo, digamos Daganzo,  sería llamado “el de Daganzo”.

Curiosamente, este mismo ejemplo lo encontramos en una historia-leyenda que se cuenta sobre el origen del barrio de Arganzuela,  barrio madrileño que, curiosamente, está muy cerca de Villaverde, hasta el punto que en ciertos momentos de la historia de la villa de Madrid, fueron el mismo distrito (click en el texto en azul):

Tio Daganzo - Arganzuela

 Así que si tenemos en cuenta que todos los Aganzo de siglos anteriores vivían en la cercanía de Daganzo, y que todos los contemporáneos con el mismo apellido que hemos encontrado vienen de la rama de Ocaña o de la de Villaverde, no es descabellado pensar que el origen real del apellido es toponímico y viene de este pueblo, es decir, inmigrantes del pueblo de Daganzo que llegaban a instalarse a zonas cercanas.

Sin embargo, esto también podría significar que hubiera diferentes orígenes del apellido -distintas personas que inmigraron desde este pueblo-, y que realmente no hubiera conexión entre las dos ramas.

Ojalá algún día conozcamos todas las incógnitas sobre nuestro origen, quizá con tu ayuda, Aganzo que lees ahora mismo estas líneas.